Cuando se haya talado el último árbol, envenenado el último río y pescado el último pez, entonces comprenderás que el dinero no se come.

lunes, septiembre 15, 2008

Freedom


Todos los días recuerdo el tiempo en el que perdí la libertad para pensar...

Hoy sé que hasta puedo volar sin alas.


2 comentarios:

Nurichin dijo...

esta foto me trae recuerdos.....

manu dijo...

eres extraordinaria, como me gustas