Cuando se haya talado el último árbol, envenenado el último río y pescado el último pez, entonces comprenderás que el dinero no se come.

domingo, junio 21, 2009

Expect a miracle

Muchas veces nos empeñamos en seguir el camino que se nos ha marcado desde la cuna: ya sea por nuestra clase social, por deseos de nuestros padres o porque es lo que la sociedad espera de nosotros.
Es decir, ¿qué suele ser lo normal? Que una persona estudie, consiga un trabajo, una casa, contraiga matrimonio, tenga hijos y así, hasta la jubilación y posterior fallecimiento (no inmediatamente después de jubilarse, ¿eh?).
[Hace cosa de un mes, en la comunión de un familiar, el sacerdote vino a mencionar lo que Dios esperaba que hiciéramos con nuestras vidas: o ser curas/monjas, o casarnos. Pensé que qué pocas opciones para escoger entre el amplio (y real) registro de roles que puede jugar una persona a lo largo de su vida. ]

Pero lo cierto es que es así: te vas haciendo mayor y ves cómo tus amig@s y conocidos se casan, o se van a vivir con sus parejas, o amueblan su casa y viven de forma independiente, tienen hijos...El camino a la estabilidad y a la...¿felicidad?

Tengo 28 años y, a día de hoy, sigo planteándome hacia dónde virar. Una parte de mí quiere (o le han enseñado a querer) esa vida "normal" y "tranquila". La otra se niega en redondo y dice que, para comprometerse, solicitar una hipoteca y echar raíces siempre hay tiempo. El problema no sólo yace en la dificultad de tomar una decisión y asumir responsabilidades, sino en el miedo a lo desconocido: ¿no es, acaso, más sencillo tomar el camino que ha tomado la mayoría?

Llevo dándole vueltas todo el día (a eso, a la despedida de los niños, a mis nuevos libros de cocina y a las cerezas de Alfarnate), así que he decidido despejarme poniendo una peli a la que no le había metido mano aún: Eklavya.

En la primera media hora de la peli, me he encontrado con esta frase:

"Dharma" is not what others decide for you, it is what your heart and mind guide you to do.

El dharma (la ley natural) no es lo que los otros deciden por ti; es lo que tu corazón y tu mente te guían a hacer.

Y ahí me he quedado yo, con las patas colgando...Y pensando. Para no variar :)

Buenas noches, estrellas en la Tierra...

3 comentarios:

Nurichin dijo...

Este post pega mas en el otro blog no?, estoy intentando escribir algo en comun...lo unico que sé es que lo me hace deja mas tranquila es hacer lo que me guia en el fondo mi corazon...

Rafa dijo...

hace un tiempo me dijeron que en la vida, por mucho que lo intentes, no podrás evitar caerte. Sólo nos queda aprender a levantarnos. Bueno, eso y hacer el cubo de rubik con los ojos cerrados y las manos a la espalda.

Periana y Pedanías dijo...

Querida Virginia, para qué buscar lejos lo que está cerca. Lo más sensato, dado que sólo vivimos una vez, es dejarte llevar por lo que tu corazón y tu mente te dicten...
Y que sepas que siempre podrás contar conmigo porque yo no me voy a casar, ni tener hijos... lo de la hipoteca ya no puedo prometertelo... Muchos besos y nunca dejes de sonreir.