Cuando se haya talado el último árbol, envenenado el último río y pescado el último pez, entonces comprenderás que el dinero no se come.

martes, noviembre 18, 2008

De paseo por la Axarquía (I: Cómpeta)









PD: Gracias, josekillo.

1 comentario:

josekillo dijo...

No es justo, yo he estado tambien allí y no he tenido la sensibilidad para hacer unas fotos como esas. Pensaré que es la cámara quien hizo las fotos. Viva el consuelo!