Cuando se haya talado el último árbol, envenenado el último río y pescado el último pez, entonces comprenderás que el dinero no se come.

domingo, octubre 26, 2008

La Junta de Andalucía y los principios

Para todos aquellos que no estén relacionados o conozcan el mundo de la enseñanza en "esta nuestra comunidad", os comentaré que, además de anuncios en la TV que sacan mi vena "dedo corazón y corte de manga", hacen más cosas. Entre sus logros a destacar se encuentra la implantación del Plan de Calidad de la Enseñanza. Este plan viene a consistir más o menos en lo siguiente:

Chantajeamos a los docentes con dinero a cambio de que los resultados de los alumnos sean mejores.

O bien: te pagamos para que infles las notas.

Eso es, a grosso modo, lo que se pretende. Parten de la base de que el profesor tiene toda la culpa del fracaso escolar y envía encuestas a padres y alumnos para saber si están contentos, nos animan a mejorar nuestra labor docente a cambio de pagarnos más y, por supuesto, la mejora de la labor docente ha de verse reflejada en las notas de los alumnos.

Ante semejante gilipollez, una parte importante del profesorado se echó las manos a la cabeza y se preguntó si no era un insulto ofrecer dinero a cambio de ser mejores. Una ley de incentivos, vamos. Otra parte pensó que, total, si ya lo estábamos haciendo bien, que nos pagaran por ello, que no íbamos a hacer nada más. Rollo macabeo: el plan de calidad supone rellenar tropecientos mil papeles más, amén de los que ya tenemos que cumplimentar y que antaño era labor del administrativo del centro.

Pues bien, como la Junta no ha recibido el apoyo que esperaba por parte de los docentes (¿qué esperaban?), ha decidido que nos comamos el plan de calidad con sopas y ahora utilizan la ténica del chantaje. ¿Quieres acogerte a un programa nuevo? Uh, eso es sólo para los centros con el PDC. ¿Quieres estabilidad en la plantilla? Sólo es medianamente posible (y no seguro) con el PDC. Vamos, que antes o después nos van a obligar a meternos en el puñetero plan.

La cosa es que, no sólo nos pagan menos que al resto de maestros de España, sino que encima no se plantean igualar los salarios, sino chantajearnos vilmente para que pasemos por el aro y dejemos de ser, a ojos de Europa o del resto de España, una de las comunidades con peores resultados académicos. Tal vez, si el gobierno fuera lo suficientemente serio como para transmitir unos valores (lejanos al chantaje) y nos diera el apoyo que merecemos, la formación adecuada y contara con nosotros a la hora de hacer las cosas, los resultados mejorarían. Pero no, vamos a comprar al persona, que es más fácil.

¿Y por qué os cuento el rollo este hoy, domingo noche? Pues porque mañana se vuelve a votar en mi centro el maldito PDC y me he pasado una semana dándole vueltas a la cabeza pensando en qué hacer. Porque yo también tengo mis intereses, no os creáis: quedarme en este colegio el máximo tiempo posible. ¿Por qué? Porque está a 1 hora de mi casa, porque me gustan los niños, tengo algunos compañeros excepcionales, me gusta el centro, soy feliz allí y no quiero nada más. ¿Para qué cambiar cuando te va bien?
Pues el abominable PDC ha sustitudo a un programa de estabilidad de plantilla que había antes, y que no sé bien lo que era, pero daba posibilidades de permanecer más tiempo en el centro. Así que, ahora, si pretendo quedarme algún tiempo más, habría que acogerse al "plan" (empieza a sonarme sectario y todo). Y claro...jo...es que me ofrecen la menos remota posibilidad de que me quede...jo...Pues no. He tenido mis dudas, pero me sigo manteniendo en la misma posición que el curso pasado: no quiero plan de calidad. Me niego. Da igual que en el colegio salga que sí, porque yo seguiré pensando que hago lo correcto según mis ideas, que habré mantenido mis principios hasta el final y punto. Cada uno tiene sus motivos para aceptarlo o rechazarlo y me parecen válidos. Eso sí, que no intenten que me apee del burro, que no hay forma. Cuando empecé a escribir, esto me recordó a la expulsión de los judíos: si te convertías, te quedabas. Si no, ahí tenías la puerta. Pues yo me voy por donde he venido (ahora literalmente, porque me acuesto), y seguiré votando que no hasta que no quede más remedio. Yo me hundo con mi barco, sí señor.

Y hasta que nos leamos de nuevo, que durmáis bien, grumetes :P

Besos

4 comentarios:

josekillo dijo...

Que chungo...

josekillo dijo...

Que chungo...

josekillo dijo...

Ya ves que todavía no me aclaro con esto de los blog... siento habertelo puesto tan "chungo". Hasta pronto!!

Amada_Tierra dijo...

Jajajajaja xD No pasa nada, es chungo sí señor. No he actualizado, pero al final salió que sí por mayoría. A ver qué pasa con los que hemos votado que no. Espero que no haya ninguna ley ni nada que nos obligue a pasar por el aro y elaborar el programita dichoso.

;) ¡Hasta pronto!