Cuando se haya talado el último árbol, envenenado el último río y pescado el último pez, entonces comprenderás que el dinero no se come.

lunes, noviembre 23, 2009

27 de noviembre, Día Sin Compras

El Día Sin Compra es un día simbólico contra nuestro modelo de consumo, social y ambientalmente insostenible. Este día sirve para recalcar que necesitamos otros 364 días de un consumo crítico y sostenible.

Por ello, el Día Sin Compras te recomendamos que compres nuestro nuevo producto NADA


El Día Sin Compra es algo parecido a un día de huelga del consumidor, una operación de boicot no contra un producto o una multinacional concreta, sino contra la sociedad de consumo en general.

La propuesta consiste en escapar de la corriente consumista que las empresas y los publicistas nos imponen tanto en Navidad como en el resto del año. Para ello se invita a toda la población a no acudir a comercios y grandes almacenes, reducir al máximo las compras de esa jornada limitándolas a lo realmente necesario, o incluso anularlas, y salir a la calle para denunciar un sistema socioeconómico injusto, alienante y ambientalmente insostenible. Desde que se comenzó a celebrar este día, en 1992, cada año son más los países que se suman a esta iniciativa.

Las formas en que las diversas organizaciones internacionales se manifiestan son muy variadas, pero mantienen en común una crítica al modelo de consumo en el que estamos instalados, homogeneizador, despilfarrador, cínico e individualista, que contribuye, de forma decisiva, al mantenimiento de una situación que nos está conduciendo al colapso social y ambiental.

Este año Ecologistas en Acción están organizado distintas actividades en varias partes del Estado español. La temática central es una crítica al modelo de consumo que suponen las grandes superficies y, en torno a este eje, se están organizado, entre otras cosas, jornadas de cine anticonsumistas, visitas guiadas a locales y tiendas con proyectos de consumo crítico y responsable, exposiciones de contrapublicidad, charlas sobre alternativas y mercadillos de trueque. La gente comienza a estar cansada, y busca un espacio para rebelarse contra el sistema establecido. El Día sin Compra no es una revolución, pero sí es uno de e sos espacios en los que la ciudadanía busca un hueco para expresar su rabia y su descontento con el sistema socioeconómico imperante.


Agenda de actividades en diversas ciudades

Ideas para realizar actividades

2 comentarios:

Periana y Pedanías dijo...

Yo este día lo cumplo muchos días al año...

espanoleando dijo...

Yo siempre digo que cada vez que no compramos una cosa construimos un mundo mejor