Cuando se haya talado el último árbol, envenenado el último río y pescado el último pez, entonces comprenderás que el dinero no se come.

viernes, febrero 27, 2009

Una de mis niñas...

...de esas de las que se fueron, me ha escrito.

Os reproduzco traducido una parte de su e-mail, porque me ha hecho mucha gracia :) Le pregunté por qué se hizo vegetariana, porque tenía mucha curiosidad, y me ha contestado lo siguiente:

"Me hice vegetariana porque vi a las vacas todas felices comiendo, y pensé que no sabían que la gente las estaba alimentando para matarlas y comérselas. Me hice vegetariana cuando vine a Inglaterra estas navidades y he ayudado a alguien a que se haga vegetariano. No sé si sigue siéndolo...".

N. tiene 11 años y, de verdad, no estoy totalmente segura de por qué ella puede llegar a esta conclusión y decisión por voluntad propia y los niños españoles no. Creo que en algún momento ha tenido que oír algún comentario, haber leído o visto algo que le haya hecho pensarlo. No entiendo por qué es algo relativamente normal entre la población británica, y por qué causa más curiosidad entre los adultos que entre los niños (todos los adultos me han preguntado por qué soy vegetariana, pero los niños apenas lo han hecho).

Voy a dejar de pensar tanto y a seguir haciendo el ganso :P

Besitosss

2 comentarios:

espanoleando dijo...

Simple y demoledor!

N. es británica, entonces?

Amada_Tierra dijo...

Tenemos tantas cosas que aprender de los niños...

Sí, de Devon o por ahí (como el que salía en "El coche fantástico", que se llamaba Devon, jajaja), aunque creo que nació en Spain. Una historia muy larga la suya :-s