Cuando se haya talado el último árbol, envenenado el último río y pescado el último pez, entonces comprenderás que el dinero no se come.

jueves, mayo 13, 2010

De mayor quiero ser hippy...(Pero no en este post) (I)

Ahora que me siento un poco mejor porque hay una huelga general convocada, y porque he descubierto que la forma de conseguir comentarios es hablar de política, pasamos a otra cosa, butterfly.

Y del título de la entrada quería hablaros. Iba a soltaros una disertación inconexa sobre el ser hippy, el parecerlo, las características, etc, etc. Pero resulta que la tarjeta de mi cámara me estaba echando miraditas desde la mesa, pidiéndome que pasara las fotos del viaje de Semana Santa al ordenador, que ya tocaba.

Así que, os torturaré un poco la vista con mis fotos (tanta cámara para tan mala fotógrafa) y os explicaré brevemente mi viaje.

Domingo 28 de abril:

Acojonada que voy. A quién se le ocurre irse sola. Si es que, tengo unas cosas...Pero bueno, aterrizo en Bristol y, como quiero llegar cuanto antes al albergue juvenil (el youth hostel que hay al lado del río), cojo un taxi y, tras una breve conversación con el simpático taxista, llego a mi destino a eso de las 2. Y me dicen que hasta las 3 no hay check-in. Es lo que tienen los albergues...Que el check-in es más tarde y el check-out antes. Brrrr. No problem! Aparco mi "trolley" en el "luggage room" y salgo, mapa en mano, dispuesta a aprovechar mi tiempo al máximo. ¡Sí señor! Serían las 3 y pico cuando llegué a Bath en bus (estaban haciendo obras o no sé qué y no pude ir en tren, que era más rápido).



¡Visita relámpago! Me dio tiempo a ver los baños romanos (merece la pena, sobre todo por las explicaciones que te da la audioguía gratuita, después de soltar bastantes pounds) y a darme un paseo por el centro. La catedral estaba cerrada a cal y canto, aunque el horario se empeñara en decir que abrían a las 4.30. Así que, a buscar el Circus. Las fotos más chulas están hechas desde arriba y las podéis encontrar en Google. Las mías son un poco churro.



Según la Sra Wikipedia, este tipo de construcción es de estilo georgiano. No sé por qué, pero me gusta mucho :)

De camino, pasé por al lado de The Porter que, según reza su letrero es "el único pub vegetariano de Bath". No paré a comer, así que no puedo comentar nada al respecto :)


Después de la vuelta de rigor, tren back to Bristol; ducha, ropa cómoda, panini de mozzarella con tomate secado al sol (no sé cómo se traduce el sun dried tomato) y albahaca, ¡una coronita e internettt! Fue la mejor noche :) Bocadillo, cervecita y una música estupenda mientras surcaba en ciberespacio. Snif.

Lunes 29 de abril:

Ostras, ostras, ¡a ver qué hay para desayunar! Como me ha pillado desprevenida el camarero del buffett, me encasqueta todo lo vegetariano que hay menos las baked beans: unos champiñones rehogados, una especie de buñuelos de patata y unos scrambled eggs. Je. A las 7.45 de la mañana. Sin contar con que ya me había servido un zumo, un bol de cerales y dos tostadas con mantequilla y mermelada. :-s Mañana, NO.
Como me gusta desayunar tranquila, pierdo el bus de las 8 y pico a Glastonbury (léase "glástonbri"). Así que, a esperar. Llueve, llueve, frío y llueve.

Cojo el bus y el conductor, ¡qué amable! Tengo dos billetes: uno de 5 libras que me sobró de mi viaje a Edimburgo y otro de 20 que he sacado del cajero. El billete i/v costaba 4, 30 o así. Le doy mi billetillo de 5 pounds, me mira y me dice: ¿No tienes dinero británico? O_O

¿Perdón? ¿Escocia no forma parte del Reino Unido? ¿La isla en la que está Escocia no es Gran Bretaña? Y, ¿la libra esterlina no es la libra esterlina, independientemente de que la emita el banco de Escocia, de Inglaterra o de Gales? O_O Me quedé a cuadros y decidí buscar mi billete de 20 con un "lo siento" al que le hubiera añadido "por ti, por ser tan inculto". Así que el chaval prefirió darme el cambio de 20 en lugar del de 5. No hace falta decir que el billete lo traje de vuelta y se queda conmigo para los restos.

Antes de llegar a Glastonbury está Wells. Lamentablemente no me paré allí, porque, según mis cálculos de los horarios de los buses, era complicado. Creo que hubiera merecido la pena, aunque sólo hubiera sido para ver la catedral. Otra vez, quizás.

Por contaros algo brevemente sobre Glastonbury, ha sido una zona de peregrinación de diferentes caminos espirituales durante siglos (se dice que José de Arimatea llegó hasta allí), y se cree que Avalon estaba situada allí. Por supuesto, tenéis más info en internet. :)

El bus me dejó justito a la entrada de la Abadía, pero postpuse la visita porque quería hacer la parte más "dura" primero. Puse rumbo al Chalice Well y me alegré mucho de haberme dejado caer por aquella ciudad (o pueblo, no sé).
Según he leído, el manantial nunca se ha secado y la temperatura del agua es siempre de 11 grados.

Los que cuidan aquello son muy amables (especialmente un señor mayor que tenía ganas de guasa, pero se puso serio cuando me habló de subir el Tor), y es un sitio precioso, tranquilo y relajante. Ojalá hubiera ido en verano :(

Esto se llama Vesica Piscis, y es la "piscina" donde se recoge la mayor parte del agua del manantial.


The Lion's Head (La cabeza del León), es el caño de donde puedes beber agua o, si tienes una botella, llevarte a casa. Os podéis imaginar por qué tiene el agua ese color y a qué sabe, ¿no? :)


La boca del pozo :)

Me habría quedado más tiempo...Había bancos para sentarse tranquilamente y otros lugares más recogidos para meditar o, simplemente, pasear por entre los narcisos. Un sitio precioso, de verdad.

Pero tenía prisa, porque el tiempo no era especialmente agradable y quería subir el Tor. El señor del Chalice Well me advirtió ("y ahora me estoy poniendo serio", me dijo) que tuviera mucho cuidado, que el viento soplaba fuerte allí arriba y que, si tenía que sentarme en algún momento, que lo hiciera, que había bancos. Me dio la sensación de que había pasado alguna que otra desgracia, así que me lo tomé con calma. Ahora mismo no recuerdo cuántos escalones me dijo que había, pero, me cawentó, ¡odio las escaleras!

Parece ser que toda esta zona estaba habitada ya en la Edad del Hierro y que, realmente, esta ahora colina, era una isla rodeada de una zona pantanosa (eso explica los fósiles que hay en el Chalice Well).

Subí, subí, dejé pasar a una pareja y a un señor con un basset hound y seguí subiendo. De vez en cuando me paré por el viento o porque estaba hecha polvo.


El inicio de la subida del Tor. "Tor" es una palabra de origen celta que significa "colina". En la foto parece que la colina está a un lado y la torre a otro, pero no es así :) La torre de la iglesia de S. Miguel está en la cima de la pequeña colina.


Seguimos subiendo...Ay...

No sé cuántos escalones después, llego a la torre :D ¡Síiii!


Era el momento de hacer mil millones de fotos...Pero al final, sólo hice unas pocas y me quedo con ésta:

El señor del basset hound y el basset hound. Creedme, ese hombre era mayor. Seguramente lleva subiendo hasta ahí toda su vida, pero es mi héroe :D Y el perro, también.

Bajé contentilla y pasé al lado del Chalice Well otra vez, mapa en mano, para ir a buscar unos robles centenarios. Me timaron. En el mapa ponía una cosa y, después de andar media hora por lo que para mí era la Inglaterra profunda, me dí cuenta de que el camino estaba cercado. ¡Timadores! Así que una hora de caminata por una carretera campestre oliendo a vacas, para nada.

Antes de que fuera demasiado tarde, a la abadía de Glastonbury. Tengo tropecientas fotos, pero me quedo con estas dos:

Esto es la cocina de la abadía. Allí, una guía francesa, su hija (la niña de la foto) y otra guía, tuvieron la amabilidad de explicarme cosas muy interesantes sobre la vida monacal. Como, por ejemplo, que se les tenía prohibido comer carne, pero que, como era una época muy dura, pescado sí comían. Pescado y todo aquello que pudiera relacionarse con ellos, como algunas aves y ¡castores! Allí me enteré de que los castores eran una especie autóctona y que su consumo como alimento fue lo que los llevó a la extinción. O_O

Una hora después, me dio tiempo a engullir un baggle con hamburguesa vegeta y a pasearme por la calle principal, llena de tiendecillas esotéricas y capas. ¡Ah, y una tienda de productos ecológicos con chocolate crudo! Qué bonito. Snif. No recuerdo a qué hora llegué al hostel, pero estaba K.O.

Y como ahora también estoy K.O., me voy a dormir y seguiré con mis rollos mañana. O pasado. O en algún momento, próximamente.

Buenas noches :)


1 comentario:

Aliorrala18 dijo...

que buenas foto =D disfruta tus vacaciones y saludos para tí