Cuando se haya talado el último árbol, envenenado el último río y pescado el último pez, entonces comprenderás que el dinero no se come.

domingo, julio 05, 2009

Fin de semana sin mis padres

Soy de esas personas afortunadas que ya están de vacaciones. Mis padres también. Y como es verano y mi hermana y yo somos unas plastas de hijas, intentamos convencerlos de que se vayan de vacaciones.

Teniendo en cuenta que mi madre odia el avión, que no le gusta salir o comer fuera, y que mi padre está enganchado a internet, cualquier amago de salida es siempre bienvenido con jolgorio y esperanza de que:

a) Se lo pasen bien

b) Nos dejen solas en casa

Yo quiero mucho a mi familia, pero, como ya he dicho "cienes y cienes de veces", hay momentos en los que necesito silencio, paz y hacer lo que me dé la reverenda gana. Necesito que me den cuartelillo xD No es que vaya a hacer algo diferente de lo que hago cuando están, es el hecho de que...¡no están!

Así que la promesa de un fin de semana solas parece convertirse en realidad el viernes :D

Pero no, el fin de semana sin padres se convierte en "el extraño fin de semana":

Para empezar, se van a un pueblo que está a 45 minutos de casa O_o Porras, ya que os váis, idos un poquito más lejos...¿no?

No se fueron temprano, no. Se fueron el viernes por la tarde/noche.

"¡Cuartelillo!", me dice mi madre en su tercer mensaje, después de llamarme dos veces (y los mensajes) en una hora. ¿Cuartelillo? Si me estás llamando más que cuando estás aquí... :-s

A eso de las 11 y pico de la noche, llamada sorpresa: "Niña, que mañana es el santo de tu hermana y se nos había olvidado. ¿Por qué no recoges a la abuela y a tu hermana y os venís a comer con nosotros?". ¿Cómo? ¿Qué? Pero, ¿no os habíais ido de vacaciones? O_O

Sobre esa hora llevaba yo un rato haciendo y deshaciendo mi vida, lágrima va, lágrima viene. Y me manda un mensaje mi hermana: "Voy a ver una peli con fulanito". Mecawentó. La casa para mí, mis padres fuera y tiene que venir mi hermana a pillarme en mis momentos bajos a ver una película con un tío al que no tengo ningunas ganas de ver. Jo***. La señorita Wendy tiene a veces unas cosas de peón caminero. Y bueno, allá ella con sus historias, pero si me afectan a mí directamente, ya es otra cosa.

Sábado por la mañana..."Que es el santo de tu hermana, anda, venid a comer con nosotros...".
Vale. Venga. Que son tus padres y los quieres y te quieren y eso :)
Pero no. Antes doña hermana quiere llevar a su acompañante a la capital. Pues llévalo. Es que no tengo gasolina, ni me va el aire acondicionado y, total, como hay que ir a por la abuela y quieres mirar una cosilla, yo te pago el "parking". Venga, vale, pero sólo porque me pagas el "parking".

Llegamos a recoger a doña abuela (engañada, pobre mujer, que pensaba que íbamos a comer las 3 en un restaurante vegetariano) sobre las 12 y media y ponemos rumbo al pueblo dichoso. Parada para echar gasolina, mini-retención, y...cuando llegamos, a dar vueltas con el coche porque no encontrábamos el sitio. Media hora frita (y no del calor) conduciendo. La vena gorda de la frente palpitando...Vale, lo encontramos. Como valoran mi esfuerzo titáneo, tengo recompensa: ¡comemos en un restaurante indio! Ahogo mis penas en la salsa de yogur mientras recuerdo los días en Delhi y los últimos meses y, tras la comida, nos apalancamos en una heladería mientras mi padre y mi hermana se van de compras. Yo me dueeeeermo...Y a eso de las 6 coge el coche que nos volvemos. "Gracias por traerte a tu hermana y a tu abuela, y por venir". Con eso ya soy feliz, no necesito más ni quiero acordarme de la paliza de coche y del cansancio.

Home, sweet home, pero quedar llevar a la abue a su casa. Hermana se ofrece -oh, sorpresa O_o - e indica que luego ha quedado - oh, era de esperar xD- y no da más indicaciones. No pregunto. Total, para qué. ¬_¬

Y...¡sola en casa! Oh, en esos momentos me hubiera gustado montar una fiesta o algo, pero dadas las características de mi grupo de pares (o ya han quedado, o están con sus parejas, o viven demasiado lejos, o no tienen coche, o tienen hijos) la única opción es "me monto yo la fiesta sola" xD La-men-ta-ble. Tiré la casa por la ventana: me comí mis crepes con nocilla, puse la música que no suelo escuchar nunca, me bebí unos cacharritos mientras bailaba y cantaba usando una flauta de micrófono y chateaba...y todo gratis xD Y no tuve que conducir, ni nadie tuvo que traerme a casa. Sí, la-men-ta-ble. Pero para hacerlo una vez en la vida no está mal. Alrededor de las 3 de la mañana no podía con mi alma y me dejé caer en la cama.
Doña hermana no había venido ni iba a venir y, aunque la casa estaba manga por hombro, tenía el domingo para arreglarla un poco hasta que llegaran mis padres. Pero como soy una chica responsable, me pongo el despertador a las 9.30.

Y a las 9.30 abro los ojos. Jo. Tengo sueño...Cabeceo...y oigo ruido. Las diez menos cinco. ¿Será doña hermana? Qué raro. Sigo escuchando ruido. Mensaje al móvil de doña madre: ¿venís para la hora de comer? Oigo la puerta de la calle. ¿Doña hermana? ¡¡¡NO!!! ¡¡Cawentó!! ¡¡¡Las diez de la mañana y han vuelto!!! ¡¡Nooooooooooooooooooooooooooooooooooooo!!

Mi madre casi echando espumarajos por la boca viendo la casa como estaba (yo recojo, pero lo dejo para el último momento), mi padre metiendo bolsas y maletas (no han estado ni dos días fuera y parecía que iban a la guerra), mi hermana que no está y, para colmo, TERRAL. Esa plasta, ese calor que se te mete en el alma, que hace que te frías a las 10 de la mañana y que, ni poniéndote a la sombra puedes soñar con un soplo de aire fresco o de brisita. No. Lo que viene siendo un calor del copón. Me pregunto cómo he podido dormir con semejante plasta y recuerdo mis 4 ron-cola. Igual si me paso todo el día bebiendo, puedo soportar el calor del verano, la bronca de mi madre (que me pilla a mí siempre porque duermo en casa), el tener yo que recogerlo todo y a mi hermana, que no me ha pagado el maldito "parking".

2 comentarios:

Santi dijo...

Eso me pasaba a mi cuando estudiaba en Granada. Estaba deseando que mis compañeros pillaran las vacaciones y se piraran. No había un ...día de tranquilidad en mi casa. Cuando se iban y me dejaban la casa para mi solo era el rey de la republica independiente de mi casa.

p.d: por cieto, he alquilado un apartamento en el palo. La gente me ha hablado muy bien de esa zona (es palo centro, vamos) lo malo es que lo veo un poco lejos y no hay aparcamientos pero bueno. El problema de aparcamiento es así en toda Malaga.

saludos.

Periana y Pedanías dijo...

Te lo tengo dicho, tu final será venirte a vivir a casa, aquí tengo ron añejo y si desordenas la casa, da igual, tus padres no van a venir por sorpresa... je je. Para quedarte sola no tienes que echar a tus padres de casa, lo mejor es que te vayas tu... soluciones prácticas a problemas prácticos... Un beso mu grande...