Cuando se haya talado el último árbol, envenenado el último río y pescado el último pez, entonces comprenderás que el dinero no se come.

martes, marzo 07, 2006

Y tú, ¿qué opinas?

Sí, sí. Hace siglos que no escribo. Pero el dejar de escribir no quiere decir dejar de pensar.

Hace tiempo que tengo curiosidad por saber vuestra opinión sobre un tema: la pena de muerte. En concreto me refiero a la situación en los Estados Unidos, porque es una de las más conocidas, pero no olvidéis que hay muchos otros países (entre ellos Japón, si mal no recuerdo) que no han abolido la pena de muerte y la practican con "alegría".

¿A favor? ¿En contra? ¿Alternativas? ¿Qué razones esgrimís para cada punto de vista? ¿Qué pensáis sobre mantener correspondencia con condenados a muerte?

Ponéos en los dos lados de la balanza: el del preso y su familia y en el de la víctima y los suyos.

Yo, por primera vez, me limitaré a observar :)

Besos

3 comentarios:

Byob dijo...

La pena de muerte es un ahorro de costes penitenciarios. Aparte, claro está, de esa vil y arraigada costumbre de matar por matar por la que conocemos a este gentío... Yo opino que lo que nos diferencia, precisamente, de ese tipo de "personas" es el no cometer el mismo error... De qué me sirve, tenga o no la ley de mi parte, pagar con la misma moneda? El mal sabor de boca no nos lo va a quitar saberle MUERTO... Así que es lo q opino: de cara a la política es un ahorro increíble, y de cara a la familia, una venganza...
No me voy a mojar mucho más... Espero no tener que debatirme, nunca y de esta manera, entra la vida y la muerte. Un saludo.

Siltha dijo...

Estoy en contra. Vamos, no me parece que nadie tenga derecho a decidir la vida de otro alguien, eso es asesinato premeditado por mucho que lo quieran disfrazar de justicia. Si penamos a alguien por matar a otra persona, porque supuestamente no le corresponde a ella decidir sobre la vida de nadie, ¿por qué un jurado iba a tener mejor criterio?

Por no contar además con los fallos del sistema de justicia y su falibilidad (aquí tomo como ejemplo a USA, no sé en otros países), y cosas del tipo "si tengo dinero para un buen abogado, no me condenan y si no lo tengo sí". Y eso de ahorro de costes... pues que lo solucionen buscándoles trabajo a los presos, yo que sé.

Darja dijo...

Estoy con los dos comentarios anteriores. Algo que siempre he pensado es que, aunque la vida sea un gran don, matar a alguien no es castigarlo, porque ya no va a ser consciente de ello. O si lo es, será un mártir de la injusticia de la justia (paranoia...) Además, nunca se sabe lo que esa persona podría haber llegado a ser en un futuro. QUizas se reformara y su contribución al mundo y a la sociedad fuera mil veces más importante que la de cualquier ciudadano que no he roto un plato en su vida.

Sin duda la frase que lo dice todo: " Muchos de los que mueren merecen vivir, y algunos de los que viven merecerían la muerte. ¿Puedes otorgar la vida...? Entonces no te apresures a dispensar la muerte, pues ni el más sabio conoce al fin de todos los caminos"

Gandalf for president XD