Cuando se haya talado el último árbol, envenenado el último río y pescado el último pez, entonces comprenderás que el dinero no se come.

martes, febrero 14, 2006

San Valentín, tin, tin


Por si aún no sabéis de qué pata cojeo, soy de las que opinan que San Valentín es todos los días y que los detalles pequeños son los que importan. :P

Intentando hacer memoria, no recuerdo que nadie me haya regalado nada nunca el 14 de febrero...Bueno, a lo mejor cuentan las cartas que un año nos mandamos las amigas en el insti :) (Sí...Encontré un cuento precioso que Marta - siempre contigo allá donde estés- me escribió especialmente y que guardo con un cariño especial. )

A veces, nos empeñamos demasiado en pedir lo que no se nos puede dar. Yo, pido imposibles que no se me conceden. A cambio, recibo lo que no espero...Hoy San Valentín son dos niños de 10 años que me han traído una cartita preciosa y esto que véis más arriba... :) No lo cambio por nada :)

2 comentarios:

Siltha dijo...

Jejeje, que cucos!

Gondor dijo...

una pagina bastante bonita,gracias por enseñarme una nueva manera de mostrar mis habilidades informaticas, por cierto como es una cosa publica me la he leido enterita,y es bastante interesante; pareces timida, pero tienes que ser bastante divertida.Ah!! y no pareces un champiñon con el pelo suelto, para nada. chao.