Cuando se haya talado el último árbol, envenenado el último río y pescado el último pez, entonces comprenderás que el dinero no se come.

domingo, julio 24, 2005

Error mortal

Vale, sí, iba a mencionar a Japón hoy en el blog, pero no puedo.

Se han corroborado mis sospechas (y supongo que las de mucha gente) de que el hombre al que mataron los policías en una estación de metro en Londres, era inocente. Si leemos la noticia en el Diario Sur (que nada tiene que ver con las primeras informaciones en las que se decía que habían disparado a un chico con mochila que iba corriendo para subirse al metro), tres "bobbies" empujaron al chico al suelo y otro le pegó cinco tiros en la cabeza. Uhm. ¿No es suficiente con tener a un sospechoso con tres tiarrones encima, como para que otro le pegue cinco tiros sin saber de quién se trata? Demasiadas películas hemos visto, o demasiado pocas. No me hubiera parecido necesario dispararle, ya que lo habían reducido. Aún así, yo no soy policía, ni sé cómo actuaría en ese momento, pero, ¿qué hay de los disparos en la rodilla para que no se pueda escapar y luego interrogarle para saber si es sospechoso? NOoooo, ¡¿para qué!? Es mucho mejor arriesgarse y matar a una persona inocente...
Lo peor es que, casos como éste, a patadas.

Yahoo noticias

El Mundo

1 comentario:

Lazarus Darrforl dijo...

wow, q "valientes" los bobbies...